martes, 18 de diciembre de 2012

La Marató TV3, así lo vivimos nosotras

 
 
 

 
Si creía que con la Carrera de la Mujer lo había visto todo en cuanto a solidaridad, evidentemente, estaba equivocadísima.
 
En ocasiones como ésta, me encanta reconocerme equivocada.
 
Si entonces dije que había que vivirla para entenderla cuando hablaba de la carrera, ahora no tengo palabras todavía para describir lo que fue la Marató de TV3.
 
Ni tan siquiera sé si quiero intentar rebuscar, más allá de lo obvio, para dar forma a todas las sensaciones que viví allí dentro durante las cuatro horas duró nuestro turno.
Nos convertimos por unas horas en telefonistas de esta gran fiesta. Aquí empieza nuestra aportación a la causa.
 
 
 
19,30h - Plaza de España, recinto ferial. Llegamos con tiempo suficiente de acomodarnos y ver cómo funciona esto. Es el primer año que participo, estoy nerviosa.
20,00h - Refrigerio de bienvenida. Madre mía, que grande es esto! Han habilitado un guardarropía inmenso que ya lo querrían muchas discotecas de la ciudad y un comedor o algo parecido a un bar, llenito de bocadillos buenísimos, bolsas de patatas fritas, fruta, pastitas dulces, refrescos y cafés. Voluntarios convertidos en camareros están al frente de este festín. El montaje es espectacular.
El buen rollito se respira en cada rincón de este espacio, en cada rostro, en cada gesto. Las edades son muy diversas, desde una cría con su mayoría de edad recién estrenada, hasta el señor sexagenario dispuesto a dar lo mejor de sí mismo. En cada mirada que te cruzas con cualquier desconocido hay una complicidad muy bien entendida. Todos hemos venido para aportar nuestro granito de arena, una vez más todos juntos en la lucha incesante contra el cáncer.
21,00h – Empieza nuestro turno. Entramos a una gran sala con muchísimas mesas pegaditas unas a otras, en cada mesa un teléfono, una botellita de agua y los impresos para las aportaciones. No sé por qué narices estoy tan nerviosa, pero es un hecho, lo estoy.
De todas formas no sé explicar lo que se siente al entrar aquí adentro. Aquí se respira alegría, si alguna vez tuviera que describir el aroma de la alegría éste sería un buen ejemplo.
Los teléfonos empiezan a sonar. Las conversaciones son dicharacheras, amables, dulces y cortitas.
Esto empieza a ser una locura, hablo con alguien que me da sus datos para la aportación, a la vez oigo como suenan los otros teléfonos, a la vez oigo hablar a mi compañera que tengo en la mesa de al lado y, de vez en cuando, a la vez se oyen aplausos espontáneos de alguna aportación que se sale de “lo normal”.
Los donativos van desde un euro a mil o dos mil o más. Las voces del otro lado de la línea son desde niños hasta abuelos. La señora más mayor que atiendo yo, me cuenta que tiene noventa y seis años, el niño más pequeño no tendría más de diez.
La noche va transcurriendo en este ambiente tan emotivo y las llamadas llegan desde cualquier rincón de Cataluña, algunas llegan de pueblecitos que jamás oí nombrar. Esta es mi tierra y así es mi gente!
01,00h – El programa ha terminado pero los teléfonos siguen sonando. Me duele la oreja de tener pegado el teléfono a ella y empiezo a notar el cansancio. Mañana sonará el despertador prontito pero es que no me quiero marchar aun. La sala se vacía, el ruido va cesando y las luces se apagan, esto se acaba.
 
 
 
 
Hemos batido un nuevo record, más de diez millones de euros aportados a la lucha contra el cáncer. 
 
     


martes, 4 de diciembre de 2012

Mi Minena


Cuando era niña tenía una muñeca de trapo llamada Minena, con trenzas de lana amarilla, un vestido de cuadritos y zapatos negros pintados sobre sus propias piernitas.  

No recuerdo muy bien desde cuando está conmigo, desde siempre creo, las fotos de álbumes antiguos delatan su existencia. Ella es el único juguete que guardo con tanto mimo de la niñez. Minena fue compañera inseparable de aquellos años infantiles, testigo silenciosa de mi crecimiento y guardiana de un montón de sueños en construcción.

Hoy removiendo en el armario la he visto allí, al fondo de una estantería, y como por arte de magia he vuelto de un plumazo a mis cinco o seis o siete años, yo que sé a qué edad, pero he vuelto a la habitación soleada y alegre de antaño que me vio crecer, donde pasé tantas horas jugando en un mundo paralelo al mundo real, con una única misión: el placer de inventar.

Afuera, lejos de mi habitación y de Minena, existía un mundo difícil, un lugar que no alcanzaba a entender. Recuerdo la sensación de querer crecer deprisa porque parecía que la vida se me escapaba  en la espera interminable de no sé qué, de entender quizás, no lo sé. Pero la vida la sentía tan lejos, a una distancia inalcanzable.

Las inquietudes ocupaban todos los espacios de tal manera que los días caminaban reñidos entre mis dos mundos y las noches recogían momentos de todo tipo, donde mientras todos soñaban dormidos yo lo hacía bien despierta.

Hoy Minena duerme en un armario de mi casa y en un rinconcito de mi corazón, a veces creo que todavía le hablo y le cuento eso que a ratos le escondo al mundo.

Me gusta encontrarme de vez en cuando con ella en mi cuarto, me gusta que después de tantos años siga conmigo, en mi casa y entre mis cosas, en mi vida.

 

 

 

 

 

 

domingo, 2 de diciembre de 2012

Una entrevista, una aventura

Ninguno de los que nos encerramos en este estudio de radio hace unos días, éramos profesionales de los medios de comunicación, eso es obvio y de alguna manera ha quedado demostrado.
Todos nosotros, y digo todos nosotros porque me sentí una de ellos desde el primer instante que los conocí, pretendimos, únicamente, viajar a través de las ondas para entrar en un montón de hogares con la intención de informar sobre el cáncer y sus consecuencias, y también para dar difusión de lo que hasta el día de hoy se conoce de esta enfermedad.
 

                                                               Yo era la entrevistada y me invitaron a su debut radiofónico por mi libro Hablo de cáncer, hablo de vida. Encantada acepté la invitación casi sin saber quiénes eran y, por supuesto, sin imaginar el momento mágico que iba a vivir entre las cuatro paredes de esta radio local.
 
Nos citamos en un bar para hacer las presentaciones previas y allí conocí a los voluntarios de la Aecc de Ripollet, convertidos de repente en locutores de radio, dispuestos a dar lo mejor de sí mismos con una ilusión que no sabría describir bien.
Los nervios se apoderaron de todos nosotros cuando entramos en el estudio donde teníamos que hablar durante cuarenta y cinco minutos sobre cáncer. No sé en qué momento preciso hice mía también la responsabilidad de esta aventura. No tengo claro cuando dejé de sentirme la entrevistada para sentirme una más del grupo.
Quizás fueron las sonrisas de complicidad que intercambiábamos mientras sonaba la música que nos anunciaba, quizás fue el sentir que, igual que a mí, a ellos también les temblaba el pulso. Parecíamos adolescentes nerviosos ante un examen en el que se lo están jugando todo. No sé qué fue, pero desde control nos hicieron una señal, se encendió la luz roja que advierte del inicio de emisión y todos contuvimos por un instante la respiración. Estamos en el aire!!
El programa, de la mano de Albert Uribe, empieza. Ya no vale reír ni comentar por lo bajito, cada cual sabe su turno de palabra, la seriedad se apodera del momento y la rigidez está dibujada en nuestros cuerpos que apenas osan moverse, para no hacer ruido, para no despistar al que tiene el turno de palabra. Mientras tú hablas, yo apenas parpadearé!!
Nuestro descanso llega de la mano de la música, un tema de Serrat nos da un respiro que agradecemos, se apaga la luz roja momentáneamente y todos al unísono dejamos ir un suspiro que nos hace reír, nos relajamos, nos movemos, comentamos pero….. cuidado, la luz vuelve a encenderse, atentos, esto continúa.
Ahora ya improvisaremos… ha sobrado demasiado tiempo…. madre mía… si es que no somos profesionales… a ver qué hacemos ahora.
¿Cómo se calcula esto? Faltan muchos minutos y casi no tenemos ni qué decir, vuelve el nerviosismo a nuestro lado, vuelve la rigidez, hay que pensar deprisa. ¿Y si ponemos otra canción? Si, buena idea, más música.

Sigue la charrada un ratito y luego Bebe nos solucionará tres minutillos con el tema titulado Ella, canción importante para mí ya que mi hermana Pitu me la dedicó un día en plena enfermedad, que bonito oírla aquí ahora.
Pocos minutos y pocas palabras más tarde, llega el final del programa. Una breve despedida de Albert emplazando a todos los oyentes hasta la próxima emisión, la luz roja se apaga definitivamente y ya a micrófono cerrado surge un aplauso espontaneo entre nosotros.
Aplausos, risas, suspiros y sofocones varios definen lo que ha sido esta aventura radiofónica.
Gracias chicos, lo pasé de maravilla a vuestro lado. Sois maravillosos!!!
 
Hasta aquí la aventura de puertas adentro, pero si te apetece saber que tal quedó, éste es el enlace
 
 
  
 


jueves, 15 de noviembre de 2012

Niño de 13 años APALEADO por los Mossos d'Esquadra en Tarragona




Miro el vídeo una y otra vez, buscando en las imágenes el peligro para esta desmedida actuación, pero no encuentro mas que el abuso de autoridad. En esta ocasión contra un niño....se han cubierto de gloria!!! 
 
Los antidisturbios actuando... que efectividad oye.... con la cara protegida.... no sea que el niño les escupa. Tres contra uno. Tres adultos armados contra un niño de trece años. Que poderío por dios!! 
 
Dormirán satisfechos imagino, con el deber cumplido, orgullosos de mantener el orden en las calles que tanto amenazan la tranquilidad de los ciudadanos.  
A ver qué pasa cuando les toque rendir cuentas….upsss…. si ellos son la policía, que equívoco tan tonto, no han de rendir cuentas a nadie, son el cuerpo de seguridad del país.
¿Cuándo el agresor (perdón, el sr policia) se acueste esta noche, soñará con los angelitos?
El niño seguramente, con el miedo recién conocido a la ira de algunos desalmados escondidos bajo un uniforme. 
Qué podía haber contestado a mis hijos cuando me han preguntado el por qué la policia ha pegado a un niño, que qué estaba haciendo para que se hayan ensañado con él de esta manera.
No tengo la respuesta adecuada, sigo buscando la explicación que debiera darles a ellos que tantas veces han jugado a polis y ladrones, queriendo ser por supuesto el poli, que es el más bueno, el mas fuerte, el héroe que siempre gana.
Y es que hoy a sus ojos se han vuelto las tornas, los buenos han pasado a ser los malos, el video lo demuestra, lo han visto en las noticias esta noche y han sacado sus propias conclusiones.
 
   
 
 
 
 

martes, 6 de noviembre de 2012

LO IMPOSIBLE

Las personas, en general, tenemos ese puntito masoquista que queda patente en algunas situaciones, como puede ser en la acogida de una película de esta índole.
Hemos oído decir que hay quien se ha desmayado, quien se ha mareado y ha tenido que salir de la sala de inmediato, hemos oído también que el sufrimiento está garantizado, que es una historia real desgarradora, que lloraremos a moco tendido y no sé cuantas cosas más. Es este el coctel perfecto para convertir una tragedia en la película más taquillera del momento.
Y ahí estamos muchos de nosotros, yo también, no lo niego, deseosos de impregnarnos de esta barbaridad que la vida le ha hecho a una familia de bien, en unas vacaciones que cambiará sus vidas radicalmente. El tráiler sigue poniéndome los pelos de punta aun, o quizás más que antes de verla.
 
 
 
 
 
 
Sí, si tuviera que definir lo que he sentido diría que me ha erizado de los pies a la cabeza, y que me sigue erizando cada vez que la recuerdo o la comento con alguien.
Y es que ocurre algo muy curioso al finalizar la película,  cuando se encienden las  luces de la sala nadie se mueve de su asiento.
El impacto de lo que acabamos de ver está reflejado todavía en nuestra respiración contenida, el silencio pesa en el entorno. Nos miramos unos a otros y unas tímidas sonrisas nos hacen volver a la realidad, salimos despacito del cine, casi nadie habla, vamos todos como en trance asimilando la brutalidad de lo que acabamos de presenciar en la pantalla.
La crueldad de la fuerza de la naturaleza y la lucha desesperada por la supervivencia te sitúa en el corazón del drama inmediatamente.
Imágenes impactantes, situaciones extremas y unos actores de lujo hacen que vivas unos momentos difíciles de digerir. Son casi dos horas de película donde se mezcla el asombro de lo inverosímil con la ternura del milagro.
Pero para mi gusto, y por criticar un poquito tanta perfección, comentaré que la cámara lleva en bastantes ocasiones un movimiento algo mareante. Eso, unido a una banda sonora que ensordece todos los sentidos, consigue el efecto deseado: el desgarro!!
 
 
 
 
 “Cuando todo está perdido, aquello por lo que luchamos define quiénes somos”
 
 


martes, 30 de octubre de 2012

LA CARRERA DE LA MUJER. Hay que vivirla para entenderla







 
Voy en el autobús a esta multitudinaria cita que tenemos tantas mujeres de diferentes edades y diferente condición. Es una cita mágica. Este autobús, que nos acerca al lugar citado, va llenándose de rostros ilusionados. Entre nosotras y sin conocernos de nada  intercambiamos miradas cómplices ante el uniforme que nos delata, camisetas rosas, pantalones de chándal, calzado deportivo y mochilas llenas de esperanza.
Somos muchas y vamos todas al mismo sitio, a la unión contra el cáncer de mama, a la Carrera de la Mujer.
Al llegar, la Plaza España es una auténtica locura, dicen que este año somos 15.000. Una verdadera marea rosa ha tomado todo el espacio. Amabilidad, risas, música, baile y ganas de compartir. Todo un despliegue de solidaridad en cada detalle de este improvisado escenario.
Empieza la carrera y la emoción del momento arranca más de una lágrima, la sensibilidad está a flor de piel, el corazón acelerado y la salida comienza con un estallido de júbilo que nos hace alzar los brazos al ritmo de la música que nos despide momentáneamente. Vámonos!!
En el recorrido la gente que no participa de la carrera está esperando nuestro paso para aplaudirnos, algunas vamos corriendo, otras sólo pasean, algunas van con sus hijos y otras llevan a su mascota perfectamente uniformada, algún que otro hombre se une a nuestra carrera, todo vale y todos son bienvenidos.
Desde los balcones nos están saludando, de repente entre nosotras surge el aplauso espontaneo a todo el que nos anima, la calle es una fiesta y todos somos partícipes de esta causa. Estamos corriendo en favor de la lucha contra el cáncer de mama, a nadie le pasa inadvertido este detalle.
La mayoría de participantes no somos profesionales de este deporte, da igual, somos luchadoras y eso ya vale para demostrar que podemos dar la talla en estos 6,5km de recorrido por la ciudad. ¿Cansancio? No, nunca, el cansancio es otra cosa, ésta de hoy es la cara amable de un drama que, lejos de desparecer, azota a tantísima mujer a diario. Pero venceremos, no estamos cansadas, estamos radiantes ante la idea de poder ganar esta guerra. Seguimos corriendo!!
Después de tantos días de lluvia ha salido el sol, habría salido igual aunque las nubes no nos lo hubieran querido dejar ver, el sol lo llevamos nosotras en nuestro interior. Ha bajado la temperatura y hace frío pero también da igual, el calor de la compañía suple esta insignificante carencia climatológica. 
Continúa la carrera… y los aplausos… y las risas…. y el buen rollito. La Gran Vía ha cortado tres carriles para nosotras pero sin darnos cuenta ocupamos alguno más, desde los coches nos saludan y los transeúntes se detienen a mirarnos. Seguimos. Entre otras, la calle Sepúlveda, Compte de Borrell, Paralelo y la meta en Plaza España nuevamente.
Nuevamente la música, nuevamente el jolgorio, atravieso la meta con una emoción que no puedo describir con facilidad, nuevamente alzamos los brazos y cogidas de la mano con otras compañeras traspasamos el umbral del triunfo. Sí señor!!!! Conseguido un año más y con este, por mi parte, van tres ya.
Ésta no es solamente una carrera, es la felicidad dibujada en 15.000 rostros con nombres y apellidos que han querido demostrar que la unión hace la fuerza. El año que viene probaremos un nuevo reto, se habla ya de 20.000 dorsales. A quien le apetezca, nos vemos en la próxima cita.
Y es que La Carrera de la Mujer hay que vivirla para entenderla!!
 
 
 
Mis amigas de la AECC Gavà. Juntas en un día muy entrañable
(Aunque faltan algunas que no pudieron venir)

 
 
 


domingo, 14 de octubre de 2012

No son sólo unos lazos rosas

 
Sí, llevamos muchos días trabajando, os lo puedo asegurar. 
 
Y es que, de repente un día, nace la idea de hacer unos lazos diferentes a los que ya conocemos para obsequiar en el Día Internacional del Cáncer de Mama a quien quiera recoger nuestro presente.
 
 
 
 
 Son unos lazos rosas artesanales, son mucho más que eso, son las ganas de mostrarnos cercanas cada vez que salimos a la calle a informar de nuestra labor.


 


No, no son sólo lazos, son la ilusión del esfuerzo continuado, de horas de trabajo robadas a la cotidianidad del día a día, al descanso de la jornada de cada cual. Son la evidencia de que no vamos a cesar en el empeño de estar ahí siempre. La certeza de que estamos en una lucha sin tregua, todos juntos.


 



No es sólo un lazo rosa, es un símbolo, es nuestra manera de hablar en silencio. Es también el recuerdo de un tiempo difícil, el triunfo de muchas batallas ganadas y la bandera de aquella cruzada que perdimos, las ganas de mantenernos activas en ese combate que seguimos y seguiremos defendiendo.


 



Es nuestra insignia, nuestra alma. Somos todas nosotras. Somos las voluntarias de la Junta Local de la AECC de Gavà y el próximo viernes 19 de octubre estaremos por las calles de nuestra ciudad apoyando una vez más ésta labor en la que tanto creemos.

Os esperamos!!
 
 
 
 
  
 


miércoles, 10 de octubre de 2012

HABLO DE CÁNCER, HABLO DE VIDA

A lo largo del trayecto, he podido comprender lo que le pasaba a mi mente mientras mi cuerpo luchaba por sanarse. Así nace la ilusión de compartir la experiencia que tanto me ha enseñado.

Aquello que escribí en un tiempo complicado de mi vida se ha convertido en algo útil.
Este libro recoge, solamente, los momentos más críticos del recorrido y ordena sensaciones dificilísimas de describir.
  




la venta del libro (en papel) se hará a través de la Junta Local de la Asociación Contra el Cáncer de Gavà en su sede local sita en Rambla Vayreda 31 de Gavà, o contactando conmigo directamente en el 616 78 33 12.

Este libro ha sido editado por el Ayuntamiento de Gavà y la recaudación se destinará íntegramente a la Asociación Española Contra el Cáncer, para apoyar a todas aquellas personas que así lo necesiten y también a la investigación de la enfermedad.

Para la venta digital, vía Amazon, éste es el enlace

http://www.amazon.es/HABLO-DE-C%C3%81NCER-VIDA-ebook/dp/B00JGWMSSA/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1400102308&sr=8-1&keywords=hablo+de+cancer+hablo+de+vida 




Y aquí os dejo, por si os apetece verla, una entrevista muy entrañable,

http://www.gavatv.cat/entrevista/capitol/celia-escribano

martes, 2 de octubre de 2012

Octubre, el mes rosa


Empieza nuestro mes, el mes rosa. Octubre. Treinta y un días donde la lucha contra el cáncer de mama toma un protagonismo especial, y con él siento que yo misma tomo un protagonismo especial también. Todo el que me conoce sabe de mi lucha y de mi encontronazo con el cáncer. Por lo que desde aquí quiero celebrar algo así como un cumpleaños de la enfermedad.

Cuando el cáncer me sorprendió en aquella ocasión, hace dos años ya, quise ocultar con todas las armas de las que disponía el  fatídico destino, destino temporal eso sí, pero fatídico a mi manera de ver. Le llamaba la enfermedad, el proceso, el bicho, la putada!!!

Cáncer, era entonces una palabra tabú, era aquella palabra que casi ni te atreves a pronunciar en voz muy alta, por si acaso. Cáncer, es como una maldición que recae sobre tu persona cuando menos te lo esperas, sobre tu vida y sobre la vida de las personas que te quieren.

Pero vamos a celebrar nuestro mes teñido de rosa y con él un montón de actos preparados para concienciar, para informar, para compartir, para lo que sea necesario. Con él llega también una emoción que no sé describir muy bien, la emoción del triunfo quizás.

Participando activamente, desde hace algún tiempo ya, con la JUNTA LOCAL de la Asociación Española Contra el Cáncer de Gavà, he aprendido a sobrevivir a los temores que la resaca de un tiempo pasado dejó sobre mi conciencia. Junto a personas maravillosas a las que adoro y que altruistamente entregan a diario su tiempo a la causa, he aprendido también a pronunciar la palabra cáncer firmemente, sin que me tiemble la voz por ello.

Desde la Junta Local a la que pertenezco quiero compartir una sensación generaliza que sé, con total certeza, tenemos todas en nuestro interior. Compartir la ilusión de lo que consideramos un aniversario que dura treinta y un días, donde somos protagonistas de esa realidad que nosotras ya dejamos atrás y eso nos da una sabiduría que queremos pregonar, porque sabemos que  puede ayudar.

Y aquí quiero vestir de rosa también el blog con este post, dedicado al segundo aniversario de cuando el cáncer vino a picar a mi puerta y a mi cuerpo.
¿Mi mejor regalo?
Volver a celebrar la victoria un año más.

 

 

miércoles, 5 de septiembre de 2012

La vuelta al cole

La vuelta al cole de los peques siempre me produce más nerviosismo a mí que a ellos, eso junto a una especie de nostalgia que no sé entender muy bien, hacen una combinación explosiva que me quita el sueño (claro que quitarme el sueño, padeciendo de insomnio, es bastante fácil)  

Otro curso que empieza tanto para ellos como para mí. Un nuevo reto, un miedo a lo desconocido, un "no sé qué", un "qué sé yo" que "yo que sé"

- Mamá!!
- Dime cariño…
- ¿Tendré la misma profe este año?
- Creo que no, pero no estoy del todo segura.
- Entonces no quiero ir.

 
Vaya por dios!! No era necesario que se lo dijera tan claro. Es el miedo del primer día. Ya se le pasará. Haré ver que no he oído su respuesta.

 
- ¿Y si es muy difícil?
- Bueno, a eso vas, a aprender cosas nuevas. No será tan difícil ya verás.

- Mamá!!
- Que…
- Cuando sea mayor voy a comprarme un auto caravana y nos iremos a dar la vuelta al mundo
- Mira que buena idea, ¿Y podremos ir todos?
- Sí, sí, la modificaré y pondré una piscina para que nos podamos bañar y en el piso de arriba nuestra habitación con un ordenador para que tú escribas.
- Joderrr con la caravana modificada. Cariño, no me imagino una caravana tan grande, pero vaya….que será chulísima.

 
Si, si, son así los niños. Capaces de hablar sobre cualquier cosa que a priori les preocupa y de repente empezar a soñar. Fantásticos ellos!! Yo sigo en mi momento nostálgico. Que grandes se me han hecho ya. Me acuerdo de cuando cambiaba pañales, de los lloros el primer día de escuela, aquel disfraz que tanta ilusión le hizo y no se quitaba ni para dormir, la primera visita del Ratoncito Pérez….

- Mamá!!
- Dime…
- No quiero aprender nada nuevo, ya lo sé todo… En serio que no quiero ir… además ya me sé las tablas… Todas… Ya verás… Pregúntame
- Ni yo quiero ir a trabajar y voy todos los días…. ¿ocho por tres?
- Mmmmm ……veinti…..mmmm…. veintiuno
- ¡Ves!…..has de ir al cole
- Espera, espera……veinticuatro
- Vale, pero vas si o si


- Mamá!!
- Queeeee….
- Quiero un estuche de Phineas y Ferb. Sino no voy, te lo digo en serio
- ………………..!!!

- Y no quiero verdura para cenar… no me la voy a comer… sabes que no me gusta la verdura!!
- ……………….!!!
- Siéntate a cenar, por favor, no empecemos



Diosssss, se acabó la nostalgia. Vale, vale, lo reconozco, estoy histérica. Que empiece el cole de una vez por todas, que ya han tenido suficientes vacaciones, que digo yo ¿tres meses?….¿para qué tres meses?....evidentemente para poner a prueba la paciencia de los padres, nada más que para eso.

 
Mami!!
- ¿Qué quieeeres ahora?
- Este año a los Reyes les voy a pedir una Nintendo 3DS-XL con el New Super Mario Bross 2
- Ehh…....!!

 
Lo dicho….que empiece el cole ya.


   

sábado, 1 de septiembre de 2012

Dieciocho años


Mañana cumplirás dieciocho años y puedo ver la ilusión en tus ojos risueños.

Dieciocho años y parece que nada de lo vivido antes será importante con lo que está por llegar. Mañana será un gran día para ti.

Aquel horizonte lejano, que vislumbrabas desde de la infancia, se acerca  irremediablemente para incluirte de un salto en el mundo adulto. Se te abre una infinidad de posibilidades que hasta ayer no existían. De esta emoción compartida nos alimentamos los que viviremos este momento a tu lado.

Y aunque a priori nada cambie, sé por experiencia propia, que será especial. Así queremos todos que sea, vívelo como el inicio de un todo con la pasión a la que ya nos tienes acostumbrados.

Con esa pasión que siempre has prodigado a quien, en algún momento, ha necesitado de tu consuelo, atenta espectadora de narraciones ajenas y muy amiga de tus amigos.

Alocada jovencita de mirada dulce, sabes defender con énfasis aquello en lo que crees y haces caso omiso de todo lo que a tus ojos no es importante, aunque con esa actitud, a veces, desesperes a quien aún está educándote y no dejará de hacerlo por años que cumplas.

De tu niñez voy a quedarme con la sonrisa vergonzosa con la que te has enfrentado a la vida siempre y con tus primeros secretitos compartidos a media voz. Me quedaré también con aquellas lágrimas inocentes que te traicionaron en tantas ocasiones, dejando al desnudo tu carácter introvertido y con algunos silencios que hablaron por ti sin tu quererlo. Y también, por qué no, con tu despertar ingenuo al amor que algún disgustillo te ha dado ya.

Presientes que de ahora en adelante todo será diferente, pero más que un calendario pasando con sus hojas el tiempo que no se detiene, es la experiencia de lo acontecido la que te hace llegar hasta aquí con los valores que hoy posees y muestras con orgullosa madurez.

Entre los muchos planes que tienes de futuro quieres, por encima de todas las cosas, aprender a conducir para poder aumentar un poquito más tu independencia y quieres conseguir también la codiciada nota que te permita acceder a la carrera de tus sueños, merecida recompensa al esfuerzo realizado. Verás como todo llega, estoy tan segura…  

Mientras tanto deseo que se cumplan todos tus propósitos, los que ya tienes en mente y aquellos que aún desconoces pero que irán apareciendo por el camino. Deseo que sepas rodearte de personas que engrandezcan las cualidades que ya forman parte de tu carácter. Y por último, deseo que la vida te sonría como tú te mereces. Te lo deseo de todo corazón.  

Mañana cumples dieciocho años. Cariño, bienvenida al mundo adulto!!

 

martes, 7 de agosto de 2012

Trotamundos

                                          Están por todas partes, nos los encontramos en la playa, en el chiringuito de turno o en el paseo marítimo de cualquier pueblito. Van vendiendo, a precio de ganga, aquello que compraron a peso vete a saber dónde.

Son vendedores ambulantes de abalorios de colores, de figuritas talladas de madera, de películas y música ilegal.


Cargan todo el día con artículos de imitación barata y pasean de sol a sol sus miserias por nuestras narices aburridas de su presencia.  
Mercaderes de paciencia infinita que no desesperan ante tanta oposición, se nos acercan sin apenas pronunciar palabra y desaparecen ante nuestra rotunda negativa.

Todas esas personas de piel oscura, vestimenta gastada y cansancio en su mirada son, únicamente, trotamundos intentando ganarse el sustento diario, dispuestos a mostrarnos toda la mercancía apenas les prestemos un poquito de atención.
Están organizados por mafias perfectamente estructuradas, el último eslabón de una cadena decadente que abusa de su precariedad. Son personas que un día tuvieron que salir huyendo de sus países de origen, jugándose la vida en pateras para la travesía, a un deseado paraíso inexistente.

Y a veces consiguen vender algo, en algún momento alguien se encapricha de uno de sus artículos y empieza un regateo indigno que humilla, un poquito más si cabe, su condición humana.
A ellos pretendo homenajear en estas líneas, a unos héroes silenciosos que despiertan mi más sincera admiración, por lo que son y por lo que representan, por lo que hacen y por cómo lo hacen. A ellos que desde la sencillez y sin pretenderlo nos dan, si somos capaces de darnos cuenta, una gran lección de humildad.